martes, 9 de octubre de 2018

IBN ABDÚN إبن عبدون اليابري

Badajoz, 09/10/2018



IBN ABDÚN إبن عبدون اليابري



Leyendo sobre el gran legado histórico andalusí de nuestra querida ciudad de Badajoz, me encuentro con un gran poeta relacionado con Batalyaws, es el Poeta IBN ABDÚN, (Abdelmajid Ibn Abdun), y conocido como ALYABERI por nacer el año 1050 en Yabera, (ELVAS), que formaba parte del reino de Batalyaws gobernado por Bani Al Aftas.

El rey Omar Al Mutawakkil, último rey de la taifa de Badajoz le abrió las puertas de Batalyaws, que en aquellos tiempos era una taifa con un destacado floreciente cultural que albergaba a los poetas.
Ibn Abdún se convertía en el secretario del rey Omar Al Mutawakkil, y le acompañaba en sus estancias y sus viajes.

Cuando los almorávides derrotaron a los aftasís, se apoderaron de Batalyaws, y asesinaron a Omar Al Mutawakkil y a sus dos hijos. Ibn Abdún sentía muy triste, y escribió uno de sus poemas más conocidos, una Qasida (elegía) lamentando la caída de los Aftasids, conocida como al-Qasidah Al Abduniyya .

Lloraba desconsolado el trono de los Aftasís, los días y las noches que pasaba en Batalyaws, lamentaba la pérdida del valiente Omar Al Mutawakkil, recordando su coraje. “El mundo ha perdido gloria y esplendor con la caída de su emirato” decía.

Ibn Abdún pasaba sus últimos años en Yabera (Elvas) donde fallecía en el año 1135.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Badajoz celebra su pasado musulmán – ALMOSSASA 2018

Badajoz, 30 / 09/2018 – islam Extremadura


El imán de la Mezquita de Badajoz, Adel Najjar ha recibido en la Caseta al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso; el alcalde de Elvas, Nuno Mocinha; alcalde de Marvao, Luis Vitorino; la concejala Paloma Morcillo; y las autoridades que compartieron un té en un ambiente lleno de amistad y convivencia. ( FOTO : PERIÓDICO EXTREMADURA, S. GARCIA)


Badajoz celebra su fundación musulmana, y los pacenses visitan 150 puestos instalados en la Plaza alta, y la Alcazaba de Badajoz, donde se  ofrece todo tipo de artículos hasta la una de la madrugada.
La Comunidad Islámica participa en las fiestas de ALMOSSASA, instalando una caseta en la plaza Alta

 El periódico HOY y el Periódico Extremadura vsitaron la caseta de la comunidad musulmana


FOTO:PERIÓDICO HOY
Un té con la comunidad islámica
Almossassa también sirve para estrechar lazos con la comunidad islámica de Badajoz. En la ciudad viven 2.5000 musulmanes, siendo el colectivo más plural de todas las comunidades árabes de Extremadura. Aquí tenemos vecinos del norte de África y Oriente Medio y estos días, nuestro pasado árabe nos ofrece una oportunidad para conocerlos mejor. Aproveche Almossassa para acercarse a la jaima que ponen en el mercado y compartan un té con un delicioso pastel árabe casero. «En nuestras casas, el té significa una bebida para sentirte bien, aquí significa amistad. Eso es lo que buscamos, acercarnos a nuestros vecinos y decirles que hay ciudadanos que, aunque abracen otra fe, sienten igual que el resto de pacenses». Así lo explica Adel Najjar, el imán de la mezquita de Badajoz, que hace de anfitrión en la carpa del mercado islámico. EL PERIÓDICO HOY

                                     ( FOTO : PERIÓDICO EXTREMADURA, S. GARCIA)

Siendo una cita que pretende rememorar el pasado árabe de la ciudad, no podía falta la Comunidad Islámica de Badajoz, que lleva cinco años instalando su estand en un lugar destacado de la plaza Alta, donde ofrece pasteles y té a quienes quieren acercarse, porque la caseta no tiene objetivo comercial. Su misión es «cultural, conectar con la gente, que sepan que hay una mezquita, que hay musulmanes extremeños y musulmanes pacenses, para normalizar nuestra vida», contaba el imán de Badajoz, Adel Najjar, quien reconocía que aún existen distancias, pero confía en el diálogo para que se vayan acortando. En cuanto al contenido de la fiesta, Adel Najjar quiso agradecer que los pacenses se interesen cada día más por conocer su pasado musulmán. «Detrás del té hay un gran logro, que es la amistad, y ese es nuestro objetivo, el musulmán tiene que buscar fórmulas nuevas para acercarse a los demás y participar». EL PERIODICO EXTREMADURA

Al Jazeera se fija en la herencia musulmana de Badajoz

Domingo, 30 septiembre 2018 -MIRIAM F. RUA.



El principal canal de televisión del mundo árabe emite un reportaje para dar a conocer la Alcazaba
270 millones de espectadores es la audiencia de Al Jazzera, el principal canal de televisión del mundo árabe, que acaba de emitir un reportaje sobre la Alcazaba de Badajoz. La proyección internacional que ha recibido la joya patrimonial de la ciudad es indudable, 20 países del mundo han situado en el mapa el Batalius del que hablan sus libros de historia.

Durante tres minutos se suceden los planos de la muralla, la torre de Espantaperros, el yacimiento, la puerta del Alpéndiz, la del Capitel o el palacio de los Condes de la Roca, que ofrecen una imagen global del principal monumento de la ciudad.

No obstante, el vídeo no se queda ahí, muestra también las vistas desde el Cerro de la Muela de la plaza de San José o del Guadiana y sus puentes. Además, se adentra en la sala de Islam del Museo Arqueológico para grabar algunas de las piezas más valiosas del periodo andalusí como la lápida de Sapur.

El reportaje se grabó en junio y forma parte de un serial que está haciendo la cadena (que comenzó a emitir en 1996 de la mano del gobierno de Catar) para dar a conocer enclaves patrimoniales de origen árabe desconocidos por ellos.

Precisamente esto es lo que destaca el imán de la mezquita de Badajoz, Adel Najjar: «Para mí es un orgullo que Badajoz sea conocida en el mundo árabe, porque no ha sido tratada como Granada o Córdoba, ciudades perfectamente conocidas por nosotros, por eso hay que fomentar su historia y su patrimonio».

«El vídeo -traduce del árabe Adel Najjar- resalta que la Alcazaba es testigo de la civilización, que es la más grande de Europa y por tanto, del mundo y que antes no se percibía su importancia pero que ahora los ciudadanos de Badajoz están fijándose en su pasado árabe y en el patrimonio que dejó».

Del impacto de la emisión del vídeo da cuentas el imán con esta frase: «Al Jazzera está entre las cinco primeras marcas internaciones de televisión y en el mundo árabe es la primera».

En el vídeo de Al Jazzera participa el cronista de Badajoz, Alberto González. «Me preguntaron qué significaba para Badajoz la Alcazaba y les contesté que todo, porque sin ella no existiría la ciudad, fue el origen. Luego hablé de las diferentes dinastías, deteniéndome sobre todo en la Aftasí que convirtió a Badajoz en un floreciente centro cultural».

Adel Najjar: «Badajoz no ha sido tratada como Granada o Córdoba y por eso hay que fomentar su historia y su patrimonio»

González reconoce que aprovechó la oportunidad brindada por Al Jazzera para «vender Badajoz, sus ocho hectáreas de recinto amurallado reforzado por 50 torres, algunas avanzadas como la de Espantaperros, y el núcleo defensivo de la ciudad», resume.

«Me pareció muy honrado que dieran una visión de la Alcazaba desde la propia ciudad», concluye.

Enlace video :

martes, 2 de octubre de 2018

Miguel Alba, arqueólogo: «El primer asentamiento de Badajoz no se ha destruido, está enterrado»

Badajoz, 1 octubre 2018, ANTONIO GILGADO, hoy.es



                   El arqueólogo Miguel Alba, en la plaza Alta de Badajoz. :: j. v. arnelas


El arqueólogo Miguel Alba insiste en que hay indicios suficientes para sacar a la luz en la Alcazaba la primera medina de Ibn Marwan
Cuando Ibn Marwan llegó en el año 875 al cerro de La Muela y fundó la ciudad en la Alcazaba, lo hizo con pobladores que le acompañaron de Mérida cansados de los abusos del poder central del emirato de Córdoba.


Ese primer asentamiento sigue enterrado en el subsuelo de la Alcazaba y sacarlo a la luz no es caro. Basta con dedicar un dinero para una batida geofísica en el terreno buscando el punto más alto que había en esa colina en 875.

La propuesta la hizo el jueves el arqueólogo Miguel Alba en la clausura del ciclo de conferencias de Almossassa. Alba trabaja en las excavaciones del Consorcio de Mérida y ha dedicado parte de su carrera a los siglos VIII y IX.

El nacimiento de la ciudad fue por rebeldía contra el poder del emirato de Córdoba

Ha estudiado a fondo la planimetría antigua de esta época en Badajoz y por lo que se ve en esos documentos técnicos todavía se diferencian las calles de esta medina original. Incluso sostiene que algunas se han fosilizado. Su tesis es que la destrucción en la Alcazaba por los continuos asedios militares afectaron al Badajoz posterior, el que se superpone al original. Sospecha que tienen que aparecer importantes construcciones hidráulicas como pozos y cisternas que se hacían para abastecer a la población durante las luchas con las tropas del emir.

Este primer asentamiento, detalla Alba, tendría una ciudadela señorial en la que residía Ibn Marwan, su cuerpo de guardia, con jardines y sus caballerizas. A continuación habría una calle principal y detrás la ciudad. En la falda de la ladera que da a San Roque se ubicaba un arrabal y el Rivilla ejercía de foso natural de defensa. En la zona de El Campillo hasta San Juan habría un segundo arrabal de cristianos. El interés de Ibn Marwan por aglutinar población hizo que aceptara a los que en esa época del siglo IX todavía resistían como cristianos. Alba dibuja una ciudad de calles rectas y con una mezquita principal, nada que ver con el imaginario colectivo de zoco musulmán de callejuelas estrechas. Ese modelo urbanístico, explica, fue de siglos posteriores.
El arqueólogo se remonta hasta las excavaciones que hizo el profesor Valdés en los años setenta.
Entonces se hicieron pequeñas prospecciones en lo que pudo ser la parte señorial y en la zona centro, donde aparecieron algunas construcciones que convendría ver de nuevo. En el trabajo de Valdés también se desenterró algo del arrabal de la ladera de San Roque. «Revisando ahora lo que hizo te das cuenta que fue muy atinado y muy coherente en estas excavaciones», según el criterio de Miguel Alba.

En realidad fueron intervenciones muy pequeñas porque tenían la idea de avanzar algunas hipótesis para posteriormente emprender excavaciones más ambiciosas. El problema es que las tareas arqueológicas en Badajoz tuvieron un parón muy prolongado y cuando se han retomado se han centrado en lo urgente, en evitar que se cayeran las paredes de la muralla. Han sido más de conservación del patrimonio que de investigar épocas anteriores.

Miguel Alba insiste, las respuestas están en el subsuelo y hasta ahora no hay hallazgos porque los arqueólogos han trabajado en los últimos años en el perímetro de la alcazaba actual. «Este primer asentamiento era pequeño, se ubicó en el interior de la Muela. Ibn Marwan tuvo después tanto éxito que su efecto llamada para asentarse en Badajoz creció y se fueron superponiendo murallas y construcciones».

Para entender esta hipótesis, Miguel Alba se detiene en la diferencia de cotas que se arpecia en el interior del recinto amurallado. En la puerta del Museo Arqueológico Provincial hay una pendiente considerable con respecto a la entrada por la puerta de la plaza San José. «Es innegable que el primer asentamiento estuvo allí y yo creo que si buscamos podemos hallarlo».

Exactitud

El arqueólogo del Consorcio recuerda que pocas ciudades tienen la posibilidad de saber con tanta exactitud cuándo fueron fundadas y por quién. En este caso, además incluso se conoce que Badajoz fue concebida en Alange. En el asedio previo que aguantó Ibn Marwan como rebelde del emirato de Córdoba. Entonces ya propuso que quería irse con su gente a lo que hoy es el Cerro de San Cristóbal. Concebía una ciudad similar a Mérida, a la izquierda del Guadiana y en un punto elevado, aunque más lejos del poder central de Córdoba.

En este contexto, insiste, hay que ver el nacimiento de Badajoz, no como un proceso amable en el que llega el emir y le da el beneplácito. Fue todo lo contrario. Badajoz fue una reacción contra los árabes. El poder absoluto de Córdoba marginaba los autóctonos de Mérida y surge una rebelión liderada por Ibn Marwan, de ahí el nombre de 'Al Maridi', el de Mérida. Córdoba nunca consistió una rebelión y desde el primer momento mandó tropas para evitar contagios en otras capitales del emirato. En este siglo IX solo hubo dos nuevas ciudades; Murcia y Badajoz. Murcia surgió con el beneplácito del poder central, pero Badajoz fue más por la rebeldía y la resistencia de Ibn Marwan.